alimentación para cerdos etapas

Cómo gestionar la alimentación de cerdos según la etapa en la que se encuentran

El cerdo es un animal mamífero y omnívoro, aunque de dieta preferentemente herbívora. La importancia en la alimentación para cerdos obliga a valorar todas las variables que influyen en la misma. Estas van desde aspectos fisiológicos del animal, como raza, edad y finalidad (hembras reproductoras, verracos, lechones o cerdos de cebo), hasta cuestiones técnicas sobre las condiciones y características de las propias instalaciones y de los sistemas de alimentación utilizados.

Hoy en día, en las explotaciones ganaderas, la inmensa mayoría de los sistemas de alimentación de cerdos están basados en piensos elaborados a base de cereales, harinas, forrajes y verduras.

De qué depende la alimentación para cerdos


Dependiendo de la edad y características del animal, se elaboran en distintos formatos: harinas, granulados de distintos gramajes, e incluso líquidos. Todos deben cumplir los requisitos sanitarios y nutritivos para un apropiado desarrollo del animal, así como las normativas fitosanitarias que garantizan un adecuado estado de salud de las reses.

Desde hace tiempo se vienen realizando investigaciones encaminadas a mejorar los sistemas de alimentación porcina, obteniendo piensos más equilibrados y sanos, sin que ello merme el rendimiento cárnico del animal. Se tienen especialmente en cuenta las diferentes etapas del animal, especialmente reseñables la reproductiva (gestación y destete), y la productiva o de engorde.

Etapas de alimentación de los cerdos


La fase más característica es la del destete. Aquí las raciones de las madres serán, aproximadamente, el doble de las habituales y con piensos específicos más ricos en proteínas, dadas las exigencias fisiológicas que supone la producción de leche.

Salvo explotaciones de tipo familiar, el suministro de los piensos a las granjas se realiza a granel, por lo que es necesaria la instalación de silos para su correcto almacenamiento. Los alimentos para cerdos de engorde más utilizados son los piensos granulados.

Estos varían según la edad y etapa vital del cerdo: pueden ser de tamaño más pequeño (aproximadamente de unos 3 milímetros), para los lechones ya destetados (se caracterizan por ser más energéticos y ricos en proteínas) o los típicos animales de engorde o superiores a los 12 milímetros (se caracterizan por un mayor aporte calórico).

Actualmente, las normativas de los países sobre bienestar animal vienen introduciendo cambios legales que afectan a las explotaciones, las cuales deben adaptar y modernizar sus instalaciones, para garantizar el cumplimiento de la legislación. Estos cambios pueden ser beneficiosos para el ganadero. Así, pueden conseguir notables mejoras en la eficiencia en la gestión de los piensos, lo que redunda en un incremento en la rentabilidad de la explotación.

En Industrias Tanu estamos especializados en la alimentación para cerdos y cría del ganado, entre ellos el porcino. Visita nuestra página web, para poder informarte de todos los servicios que ofrecemos y consúltanos cualquier duda al respecto.

Sin comentarios

Añadir un comentario