El carro de bajas es el elemento más eficaz para el transporte del ganado. Válido tanto para el conjunto porcino como para cabras y ovejas, supone un papel esencial en este tipo de desplazamientos.

Gracias a sus útiles propiedades, estas carretillas cubrirán todas tus necesidades logísticas de una forma rápida y económica. A continuación, te contamos todas sus ventajas y características.

Carros de bajas

Carros de bajas


Beneficios del uso del carro de bajas

Las ventajas que supone disponer de un carro de bajas para el transporte del ganado son muy numerosas. Entre ellas, debemos destacar el ahorro de combustible que trae consigo, especialmente a largo plazo. Además, no contaminan ni hacen ruido , lo cual en su uso continuado comporta grandes beneficios.

Otras de sus virtudes son la comodidad y la reducción tanto del esfuerzo físico como de las sobrecargas que implican para los ganaderos. Sin necesitar mucho espacio para su almacenamiento, soportan cargas pesadas, por lo que son perfectamente útiles para el conjunto porcino. Generan una eliminación de restos de animales en condiciones de higiene adecuadas y son fáciles de limpiar y desinfectar. Asimismo, debemos resaltar la calidad de sus acabados y el bajo coste de mantenimiento a causa de la alta resistencia que ofrecen nuestros carros de bajas para el uso cotidiano.

Por último, las ruedas macizas para una mejor carga y los acabados galvanizados garantizan desplazamientos seguros.

Evolución histórica del sector ganadero

La ganadería es una pecuaria de origen muy antiguo que consiste en el manejo y explotación de animales domesticables para su aprovechamiento.

En sus inicios, el desplazamiento de estos animales para distintas operaciones se realizaba a pie. Los estudios demuestran que las cabras y las ovejas fueron las primeras especies animales en ser domesticadas por el ser humano. Posteriormente, se incluyó al cerdo. Desde entonces, la ganadería ha evolucionado de forma exponencial. De hecho, muchos ganaderos pequeños han conseguido dedicarse directamente a la ganadería intensiva. En esta tipología se obtiene la máxima producción por unidad de tiempo y por animal reproductor.

En este sentido, el traslado de bajas es algo ligado a cualquier tipo de operación posterior. En particular, el cambio de lugar de los animales citados anteriormente, puesto que son los más significativos del sector. Con este aumento constante del volumen y producción pecuaria se ha creado la necesidad de utilizar este tipo de carros a la hora de su traslado, así como el uso de otros modernos materiales ganaderos que facilitan este trabajo.

Tras ser expuesto a los controles de calidad más estrictos, el carro de bajas aportará la mejor solución a las necesidades de transporte de nuestros clientes. Sin lugar a dudas, se trata de un medio fundamental para toda persona que se dedique al desplazamiento de ganado.


Ordenar por

3 artículos